martes, 27 de noviembre de 2012

Vuzix: A las gafas de Google les sale un competidor

Una empresa que ya se dedica a la venta de pantallas que se llevan puestas lanzará su propio aparato de consumo el próximo año, pero el formato aún no ha sido puesto a prueba.

A la vista: Vuzix, una compañía dedicada a vender pantallas que los militares llevan puestas, lanzará una versión para consumidores en 2013.
Google sorprendió a la industria de la tecnología este año cuando reveló sus planes de vender Google Glass, una montura de gafas donde colocar una pequeña pantalla de ordenador en el campo visión de una persona. Sin embargo, algunas compañías menos conocidas llevan vendiendo pantallas portátiles al Ejército durante años. Ahora una de ellas va a lanzar un producto con un diseño similar. La iniciativa podría ser vista como una validación de la idea de Google, pero no quiere decir que los consumidores se vayan a sentir atraídos por estos dispositivos.
El nuevo competidor de Google es Vuzix, con sede en Rochester, Nueva York (Estados Unidos). El producto de la compañía tiene un nombre menos pegadizo que el de Google,Gafas Inteligentes Vuzix M100, pero contiene un micrófono, un auricular, una cámara y sensores de movimiento y GPS, y es lo suficientemente potente como para ejecutar una versión del sistema operativo móvil Android. Sus conexiones Bluetooth y wifi permiten vincularlo con un teléfono inteligente. Una pequeña pantalla colocada en la visión periférica del usuario proporciona un área de visualización equivalente a tener un smartphone de cuatro pulgadas (10 centímetros) a un pie de distancia (30 centímetros).
Vuzix ya vende pantallas para llevar puestas (aunque un poco toscas) a consumidores que quieran sumergirse en las películas, y proporciona productos más caros, como gafas de realidad aumentada con una cámara y una pantalla en cada lente, a investigadores y al Departamento de Defensa de EE.UU.. Las Gafas Inteligentes, con un diseño notablemente más delgado que esos productos, deberían lanzarse el próximo año por menos de 500 dólares (385 euros).
Paul Travers, director general y fundador de la compañía, señala que el dispositivo se lanzará en un principio con relativamente pocas funciones, pero será más cada vez impresionante a medida que los desarrolladores de aplicaciones escriban software para él. "Empieza como un accesorio de teléfono, como un auricular de manos libres", señala. "Si suena el teléfono, te dirá que tu amiga Samantha está llamando y mostrará su nombre y foto". Las gafas obtendrán los datos de una aplicación instalada en el teléfono inteligente del usuario. Travers señala que ese enfoque facilitará a los usuarios adaptarse a un dispositivo móvil que es muy diferente de cualquier otro que hayan usado antes.
No obstante, Travers asegura estar trabajando con los ingenieros de software en aplicaciones más avanzadas para navegación y otros fines. El teléfono del usuario podría ejecutar la aplicación, y la pantalla Vuzix "le diría a dónde ir", afirma.
Vuzix tiene más experiencia en este campo, y alrededor de 60 patentes, pero al igual que Google, probablemente le será difícil persuadir a la gente para que realmente use los dispositivos.
"Como usuario, es necesario acostumbrarse a la idea de una prótesis digital", explicaNatan Linder, investigador dedicado a diseñar y construir sistemas de realidad aumentada en el Laboratorio de Medios del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, EE.UU.). "Consideremos cómo sería tener una reunión en un espacio interior con una persona que lleve un auricular Bluetooth o incluso gafas de sol: socialmente sería un poco extraño". Esa es una barrera que el iPhone nunca tuvo que superar.
Ni Google ni los dispositivos de Vuzix superan una expectativa generalizada hacia los dispositivos de este tipo: ser capaces de mostrar contenido, por ejemplo, direcciones, en el centro de la visión de una persona. (El vídeo de promoción de Google era engañoso en ese sentido). Con los diseños existentes, que ponen las pantallas a un lado, las indicaciones aparecerían como simples notificaciones que los usuarios podrían observar mirando hacia ese lateral. Aunque Google ha demostrado que sus gafas pueden mostrar vídeo en directo del punto de vista de una persona, no ha dado a conocer ninguna información sobre cómo se mostrará la información al usuario.
Vuzix ya cuenta con una tecnología capaz de colocar las imágenes directamente frente a los ojos de una persona, y la demostró en el Consumer Electronics Show de Las Vegas en enero pasado, al igual que la empresa israelí Lumus. Funciona mediante el uso de lentes con guías de luz incorporadas para dirigir la salida desde una pequeña pantalla hacia la mitad de una lente de gafas.
Travers señala haber vendido versiones de esa tecnología a la agencia de investigación de etapa temprana del Pentágono, DARPA, y lanzará pantallas portátiles monoculares para uso industrial en diciembre. Las gafas inteligentes finalmente también incorporarán la tecnología. Sin embargo, los costes tendrán que caer de manera significativa para que eso suceda. El sistema monocular industrial de Vuzix se espera que cueste 2.500 dólares o más (1.927 euros), dependiendo de las características.
Copyright Technology Review 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada