jueves, 29 de noviembre de 2012

Las nuevas estrellas de la enseñanza por Internet

En Internet, incluso los profesores pueden llegar a hacerse un poco ricos y famosos.


¿Quién es Calvin Hollywood? En el mundo de la enseñanza de Photoshop en Alemania, el nombre de Hollywood sobresale por encima del resto.
Hollywood es un rebelde con estilo propio, dedicado a las clases de Photoshop por Internet, y sabe cuáles son sus puntos fuertes: retocar fotografías, enseñar a otros a hacerlo y promocionarse a sí mismo. Tiene una empresa lucrativa y en expansión.
Su negocio incluye DVD, seminarios por Internet en directo y cursos descargables por 30 dólares (23 euros) que los usuarios pueden acabar a su propio ritmo y en su horario. Para ayudar a generar ventas por Internet, Hollywood hace apariciones en programas como 'Horror Nights', una fiesta de baile frecuentada por personas vestidas como vampiros y zombies. Hollywood asegura que la enseñanza en línea le proporciona hasta 16.000 dólares (12.381 euros) al mes.
Internet está empezando a cambiar la educación y quizá su efecto transformador sea más aparente entre los profesores. La enseñanza es una de las profesiones peor remuneradasen Estados Unidos (los salarios iniciales son de 30.377 dólares al año, 23.400 euros). Sin embargo, Internet está cambiando las reglas de la oferta y la demanda. Para aquellos instructores populares como Hollywood, que van más allá de las aulas físicas, la enseñanza nunca ha ofrecido posibilidad una mayor de llegar a ser rico y famoso.
Este efecto de la tecnología fue apodado como el 'Fenómeno Superestrella' en un artículo (hoy día canónico) de 1981 del economista laboral Sherwin Rosen. En su estudio, 'La economía de las superestrellas', Rosen describe matemáticamente cómo los nuevos medios, como la radio y la televisión, concentran las ganancias entre un menor número de intérpretes o éxitos de ventas. Esto se consigue mediante el aumento de la audiencia de las estrellas, y porque los consumidores acuden en masa a los productos que consideran mejores.
La Web, con su capacidad de transmitir vídeo, ejercicios y documentos interactivos en directo, extiende el concepto de superestrella a los profesores de casi cualquier materia, desde programación de ordenadores hasta análisis de probabilidades. Uno de los resultados esperados, según los economistas, es que un pequeño número de maestros populares podría terminar obteniendo la mayor parte de los ingresos por enseñanza. ElWall Street Journal, que ha descubierto a un profesor de guitarra que transmite sus clases pagadas a 1.500 personas desde su ordenador en el sótano, concluye que a pesar de que siempre se necesitarán maestros, es posible que necesitemos 'menos'.
Puesto que la enseñanza es un arte escénico, la educación en línea está favoreciendo a aquellos que, como Hollywood, tienen un estilo extravagante, o a otros capaces de conectar con el público. Salman Khan, el experto en mercados convertido en tutor cuyas lecciones de matemáticas en YouTube han sido vistas más de 200 millones de veces, fue recientemente nombrado por Yuri Milner, el inversor ruso de Internet, como el primer 'maestro superestrella' del mundo.
Cada vez hay más maestros a la búsqueda de generar ingresos en línea, por ejemplo en sitios web comerciales como Lynda.com y Udemy, que actúan como catálogos de educación digital para adultos. Udemy transmite clases, y cualquier profesor puede unirse a cambio de un 30 por ciento de sus ingresos. Las clases más populares de la compañía incluyen cursos como 'Conviértete en un desarrollador web desde cero', impartido por Víctor Bastos, un programador español de 32 años que vive en Lisboa (Portugal).
Hollywood, con 36 años, señala que no supo cómo utilizar Photoshop hasta 2005. En aquel momento era instructor en un campo de entrenamiento de la Fuerza Aérea de Alemania. Pero después de ver cómo un amigo juntaba dos imágenes con el programa, Hollywood señala que aquello fue "Liebe auf den ersten Blick", o "amor a primera vista". Compró una cámara réflex digital, una Nikon D70, para poder tener imágenes que retocar.
Comenzó a enseñar Photoshop a los colegas de la Fuerza Aérea, con el tiempo añadió DVD y seminarios, y finalmente eligió su nombre artístico, Calvin Hollywood (se niega a revelar su nombre real). La primera vez que puso un seminario en línea, señala, las 100 plazas se agotaron en 10 minutos. Actualmente imparte la mayoría de sus clases por Internet durante el invierno. "De septiembre a marzo, cuando el clima no es bueno aquí en Alemania", explica. "A la gente no le gusta viajar".
Los nuevos maestros estrella de la Web no necesariamente tienen credenciales académicas. Hollywood asegura que nunca llegó más allá de la escuela secundaria. Lo que cuenta es el estilo personal y el conocimiento a impartir. En el caso de Hollywood, lo que enseña es un estilo inusualmente recargado de mejora de fotografías digitales al que llama 'Calvinización'. Recuerda cómo otros profesores de Photoshop le decían: "Eso no lo puedes hacer. No lo hagas. Calvin Hollywood, '¡Por Dios, no lo puedes hacer!'".
Katrin Eismann, jefa del departamento de fotografía digital en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York, acogió a Hollywood en su primer viaje a EE.UU., en 2008. Afirma que él es parte de una nueva generación de profesores de Photoshop que convierten el retoque en una forma de ilustración. El programa de edición de imágenes de Adobe no se utilizaba así antes, tenía más que ver con la corrección que con la creación, y no era muy glamuroso.
La enseñanza por Internet ha cambiado esa situación, al menos para Hollywood. "Tiene buena energía, es divertido, y... no se toma a símismo demasiado en serio", señala Eismann. "Llega a decir que el modo en que hace las cosas no es [necesariamente] el camino correcto. Como educadora, eso es algo que admiro", concluye.

Copyright Technology Review 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada