martes, 6 de noviembre de 2012

Intel se suma a la guerra de los procesadores móviles


Prototipo del procesador para móviles y tabletas de 48 núcleos de Intel


Por Rosa Jiménez Cano / El País

Intel, líder en procesadores para ordenadores, ha tardado en dar el paso y entrar en el mundo móvil. De hecho, todavía no termina de hacerlo. En febrero, durante el Congreso Mundial de Móviles de Barcelona, anunció su intención de comenzar a equipar chips para móviles Android. Sus compañeros de viaje eran Motorola, Lenovo, ZTE, la hindú Lava y en Europa, Orange.

Las promesas del consejero delegado, Paul Otellini, en aquel momento fueron muchas: potencia para hacer 10 fotos por segundo, grabar vídeo a 1080 píxeles y conectarse por HDMI sin que se notase pérdida de velocidad en el resto de aplicaciones. Sin embargo, el primer modelo vendido en Europa a comienzos del verano dejó bastante que desear, no tanto por su precio, como por sus relativamente modesto rendimiento. Se trata del Orange San Diego, un móvil comercializado por la propia operadora, y centrado en aquellos clientes que nunca han tenido un smartphone antes.

Lo más llamativo fue la declaración de su máximo responsable durante la conferencia de la firma en el congreso de móvil de Barcelona: “Qué más da la guerra de núcleos. A la mierda con ello”. Menos de un año después la empresa da un giro radical. Intel trabaja en un procesador para móviles y tabletas con 48 núcleos con una premisa, convertir los móviles en superordenadores de bolsillo.

"El procesador de 48 núcleos no es un prototipo para smartphones", aclara James Held directivo de Intel Labs. "Es un chip de investigación sobre múltiples núcleos al que llamamos Ordenador Cloud de un Solo Chip (Single-chip Cloud Computer, SCC) , ya que su arquitectura es parecida a la de un conjunto de ordenadores en centros de datos. El SCC tiene unas prestaciones experimentales útiles para una amplia variedad de investigaciones sobre software. Ya lo hemos compartido con más de 100 instituciones de todo el mundo que están realizando diversos estudios sobre sistemas operativos, gestión del consumo energético, programación de software y otros asuntos".

"La incorporación de múltiples núcleos en un chip que funcionan en paralelo ofrece una gran eficiencia en el consumo energético y, siempre que la Ley de Moore continúe permitiendo un incremento en el número de transistores aproximadamente cada dos años, seguirá aumentando la cantidad de núcleos usados en los procesadores. Sin embargo, es probable que aún tengamos que esperar varios años hasta tener un smartphone con una CPU de 48 núcleos".

Enric Herrero, investigador del laboratorio que Intel tiene en Barcelona, ha explicado a ComputerWorld, las ventajas de contar con múltiples núcleos: "Normalmente un procesador con un núcleo lleva a cabo una tarea y después otra. Con múltiples puede dividir, repartirlas entre los núcleos disponibles y ser muchísimo más efectivo". En este mismo medio puso algunos ejemplos: "se podrá, por ejemplo, encriptar un correo a la vez que se usan otras aplicaciones, a la vez. Algo que hoy, en teoría se puede, pero o bien tarda o bien se cuenta el teléfono". La mala nueva es que estiman que estos chips serán una realidad dentro de cinco años.

LG fue una de las primeras empresas en apostar por los procesadores de doble núcleo primero y de cuatro después. Apple, poco dada a facilitar concreciones técnicas e información sobre usos, casi siempre con un enfoque más emotivo que técnico, también comienza a explicar si sus aparatos llevan algún tipo de procesador dedicado exclusivamente al proceso de imagen, datos, mejoras en la gestión de tareas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada