jueves, 8 de noviembre de 2012

¿Puede Apple seguir innovando con poco dinero?


Apple está aumentando su gasto en I+D, pero aún sigue muy por detrás de sus competidores.

En 1998, Steve Jobs aseguró a la revista Fortune que "la innovación no tiene nada que ver con cuánto inviertas en I+D". Y para probarlo cerró la división de laboratorio de investigación a largo plazo de Apple.
La semana pasada, Apple señaló haber incrementado su gasto anual en investigación y desarrollo en casi mil millones de dólares (784 millones de euros), o en un 39 por ciento, lo cual podría servir para romper con la anterior filosofía.
Pocas grandes compañías tecnológicas son más tacañas con su gasto en I+D que Apple. Concentrada en el desarrollo y perfeccionamiento de varios de sus productos, Apple carece de las extensas divisiones de investigación básica que, por ejemplo, han llevado recientemente a los científicos de IBM a lograr un avance que podría reducir aún más el tamaño y el coste de los chips de ordenador. Aunque el total de 3.400 millones de dólares (2.666 millones de euros) en I+D del presupuesto de Apple en 2012 efectivamente supone una cantidad mayor, sigue siendo solo una pequeña porción de las extensas reservas de efectivo de la compañía. Visto como un porcentaje de los ingresos de ventas de Apple, su gasto en I+D se mantiene estable en los últimos años entre un 2 y un 3 por ciento. Estos porcentajes ponen su gasto muy por debajo en comparación con competidores como Microsoft, Google y Samsung.
Sin embargo, existe una creciente presión sobre Apple por seguir lanzando productos radicalmente nuevos y emocionantes. Y eso podría estar llevando a la empresa a reconsiderar sus frugales inversiones en I+D. En un reciente documento financiero en el que detalla el aumento de sus gastos de I+D, Apple señaló que "las inversiones centradas en I+D son fundamentales para su crecimiento futuro y el posicionamiento competitivo en el mercado, y están directamente relacionadas con el desarrollo oportuno de nuevos y mejores productos".
Apple está construyendo instalaciones específicas de I+D en un nuevo campus en Silicon Valley, y está contratando a más personal de I+D (algunos de los puestos ofertados hoy día son: ingeniero de datos para Siri, ingeniero de diseño de bajo consumo, investigador de algoritmo de cámara y 'científico de fusión' de iOS para trabajar en mejorar la ampliamente criticada nueva aplicación de mapas de Apple. También se rumorea que la compañía está construyendo un centro de I+D en Israel enfocado en tecnologías de semiconductores.
Apple podría enfrentarse a nuevos tipos de presión por innovar ahora que sus plataformas de computación móvil están bien establecidas, según señala el profesor Jason Davis desde la Escuela Sloan de Administración del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Estados Unidos). Para la I+D, estas presiones podrían significar un enfoque de "investigación traslacional", para que Apple pudiera integrar rápidamente avances procedentes de sus proveedores en áreas fundamentales como la banda ancha y las redes, la potencia de procesamiento y la resolución de pantalla, indica Davis. Quizá lo más importante sea que podría significar su interés en la promoción de tecnologías de software -como el procesamiento de imágenes, voz e imágenes en 3D- y en la búsqueda de usos destinados a los consumidores, indica Davis.
Copyright Technology Review 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada