viernes, 14 de septiembre de 2012

Intel muestra un ordenador de sobremesa que funciona como tableta de 27 pulgadas

Dos en uno: Los prototipos de PC todo en uno adaptativos de Intel también sirven como tabletas gigantes. 
Fuente: Tom Simonite | Technology Review


Se están desarrollando ordenadores de sobremesa con pantallas desmontables y que pueden usarse como tabletas de gran tamaño en el hogar y el trabajo.

Para competir con el iPad, Amazon y Google han diseñado sus tabletas que miden solo siete pulgadas (medidas en diagonal), un tamaño inferior a las 10 pulgadas de la pantalla del enemigo. El fabricante de chips Intel reveló el pasado miércoles su decisión de apostar por productos de gran tamaño, y ha mostrado un ordenador de sobremesa con una pantalla táctil extraíble capaz de convertirse en una tableta de 27 pulgadas con batería para cuatro horas de funcionamiento.
"Este sistema está diseñado para moverse alrededor de la casa, para nuevas experiencias, usos y colaboración", señaló Ernesto Martínez, ingeniero de innovación para el cliente en Intel que ayudó a desarrollar el prototipo. "A la hora de trabajar tiene todas las características de un ordenador de sobremesa. Al final del día lo puedes usar para jugar con los niños, o colgarlo en la pared de la habitación como si fuera un televisor", explica.
La pantalla del nuevo prototipo de Intel tiene 1080p de resolución HD, un grosor de aproximadamente 2,5 centímetros y contiene un procesador y todos los componentes que necesita un PC, así como dos baterías grandes y planas. Para el uso como sobremesa se puede colocar en una estación de acoplamiento que carga el ordenador, se conecta a un teclado y un ratón, y contiene una unidad de DVD, puertos y un procesador de gráficos para permitir juegos de alto rendimiento. La interfaz táctil puede ser utilizada tanto cuando la pantalla está acoplada como cuando no.
Martínez presentó el prototipo en una sesión para ingenieros de fabricantes de componentes informáticos, organizada por el Foro de Desarrolladores de Intel en San Francisco (EE.UU.), la conferencia tecnológica anual de la compañía. A los asistentes se les comunicó que Intel tiene la intención de gastar importantes recursos en desarrollar más prototipos y trabajar con los fabricantes para ayudar a establecer los ordenadores como opción popular para los usuarios domésticos y las empresas.
Los PC de escritorio con todos sus componentes integrados en el monitor, conocidos como 'PC todo en uno', ya están a la venta, aunque son relativamente poco frecuentes. Intel describe su nueva categoría como PC todo en uno adaptativos.
El prototipo utilizó una versión preliminar del próximo sistema operativo de Microsoft, Windows 8, diseñado para soportar tanto la entrada de información táctil como la de datos por el teclado y el ratón. Los PC todo en uno adaptativos están destinados a ser controlados por voz y también mediante gestos hechos con la mano y el brazo, indica Martínez.
Durante otra sesión distinta, Intel mostró también su sistema de control por voz, diseñado para ser utilizado en ordenadores portátiles. Este utiliza la tecnología de reconocimiento de voz de Nuance, que también se usa en el asistente Siri de Apple. El próximo prototipo de PC todo en uno adaptativo contará con cámaras 3D, que permiten el tipo de control por gestos que Intel probó en ordenadores portátiles durante el Consumer Electronics Show de Las Vegas a principios de año.
Una de las principales prioridades para los ingenieros de Intel es hacer que los ordenadores todo en uno adaptativos sean más ligeros, señaló Martínez. Para ello trabajarán sobre todo con fabricantes de pantallas y baterías. Un poco más de un tercio de las 14 libras (6,35 kilos) de peso del prototipo actual se deben a los componentes de la pantalla táctil. Una parte significativa proviene del panel de vidrio, de algo menos de dos milímetros de grosor, que aporta una sensación de solidez equiparable a la de un iPad o un teléfono inteligente a pesar del gran tamaño de la pantalla. Las versiones futuras probablemente tendrán pantallas '4K' de mayor resolución, con aproximadamente cuatro veces más píxeles de resolución HD.
Intel también está alentando y ayudando a las empresas a desarrollar aplicaciones para el nuevo diseño de sobremesa. "Estamos trabajando con varios socios de la industria para crear nuevas aplicaciones que permitan a varios usuarios interactuar al mismo tiempo con el panel", señaló Martínez. "No solo en el lado de los consumidores, sino también en el aspecto empresarial".
Otra versión del nuevo diseño en desarrollo tiene toda la potencia de procesamiento ubicada en la estación de acoplamiento, de modo que la pantalla desmontable es solo una pantalla portátil conectada por un enlace wifi. Esto debería permitir que la tableta fuera más ligera y más transportable, indicó Martínez. Las pruebas sugieren que tendrá un radio de trabajo de alrededor de 50 pies (15 metros), incluso a través de paredes, lo cual sería suficiente para un hogar estándar en EE.UU..
Los ordenadores todo en uno actuales han sido criticados por algunos fans de Apple y otros críticos que señalan su parecido con la exitosa línea de ordenadores iMac de Apple. Sin embargo, no hay indicios públicos hasta ahora de que Apple esté planeando integrar el tacto, la voz o el control por gestos en sus iMacs, o hacer que sea posible separar la pantalla.
La introducción del diseño todo en uno adaptativo de Intel es una reminiscencia de su campaña de hace dos años que aspiraba a dar nueva vida al mercado de los ordenadores portátiles, ayudando a los fabricantes a crear modelos de gran ligereza que se comercializan como 'ultrabooks'. Esa campaña fue desestimada por algunos críticos, que consideraban que era una respuesta imprudente -o provocada por el pánico- ante el éxito del MacBook Air de Apple y de dispositivos móviles como teléfonos y tabletas, de los cuales prácticamente ninguno contiene chips de Intel.
Lynda Grindstaff, gerente de segmento de innovación de Intel dedicada a trabajar en el nuevo concepto, reconoció que la promoción de los PC todo en uno adaptativos es una especie de respuesta a la falta de entusiasmo e innovación que ha habido en los PC de sobremesa durante los últimos años, pero añadió que ofrecería algo realmente nuevo. "El ordenador de sobremesa tradicional es una caja de color beige, negro o marrón. Lo más probable es que esté debajo de la mesa", señaló. "Nuestro diseño de PC todo en uno adaptativo va a cambiar la forma en que las personas interactúan con sus PC de sobremesa".
Grindstaff sugiere que los usuarios domésticos separarán la pantalla de un todo en uno adaptativo para utilizar juegos de mesa, colaborar con otro miembro de la familia y ordenar las fotos de las vacaciones. Los usuarios del mundo de los negocios también se beneficiarán de la oportunidad de colaborar en una única pantalla táctil de gran tamaño -señaló Grindstaff- y de la oportunidad de realizar videoconferencias portátiles de alta calidad.
Copyright Technology Review 2012.

1 comentario: