viernes, 31 de mayo de 2013

Google apunta a desarrollar redes inalámbricas en mercados emergentes


Por Amir Efrati / WSJ
Google Inc. GOOG +0.05% está sumido en un esfuerzo múltiple para construir y ayudar a manejar redes inalámbricas en mercados emergentes como parte de un plan para conectar a cerca de 1.000 millones de personas nuevas a Internet.
Estas redes inalámbricas funcionarían en zonas como el África Sub-sahariana y el Sudeste Asiático fuera de ciudades importantes donde no hay conexiones a Internet disponibles, indicaron personas al tanto de la estrategia.
Las redes también podrían usarse para mejorar las velocidades de conexión a la web en centros urbanos, indicaron estas personas.
Bloomberg
Google ya ha instalado redes inalámbricas, como una de fibra óptica en Kansas City.
Google planea asociarse con firmas de telecomunicaciones locales y proveedores de equipos en los mercados emergentes para desarrollar las redes, así como crear modelos de negocios para apoyarlos, indicaron estas fuentes. No está claro si Google ya ha concretado esos acuerdos o alianzas.
Una vocera de Google prefirió no hacer comentarios.
En algunos casos, la empresa busca usar ondas reservadas para emisiones de televisión, pero sólo si los reguladores del gobierno lo permiten, indicaron estas personas.
La empresa ha comenzando a sostener conversaciones con reguladores en países como Sudáfrica y Kenia sobre la posibilidad de cambiar reglas actuales para permitir que ese tipo de redes se construya a gran escala. Algunos ejecutivos de empresas inalámbricas afirman que prevén que esos cambios se produzcan en los próximos años.
Como parte del plan, Google ha estado trabajando en la construcción de un ecosistema de nuevos microprocesadores y teléfonos inteligentes de bajo costo que funcionan con su sistema operativo móvil Android. La idea es conectar dichos aparatos a las redes inalámbricas, indicaron estas personas. Y el gigante de las búsquedas en Internet ha trabajado en la fabricación de globos o dirigibles especiales, conocidos como plataformas de altitud elevada, para transmitir señales en un radio de cientos de kilómetros cuadrados, aunque una red así involucraría otras frecuencias distintas a las de emisión de televisión.
Google también ha considerado ayudar a crear una red basada en satélites, agregaron algunos de estas fuentes.
"No habrá una tecnología que sea una solución mágica", es decir, cada mercado requerirá una solución propia, indicó una persona al tanto de los planes de Google.
Las actividades ponen de manifiesto la forma en que el gigante de búsquedas en línea está apuntando cada vez más a controlar cada aspecto de la conexión de las personas a la web en todo el mundo.
La empresa con sede en Mountain View, California, ahora fabrica sus propios teléfonos inteligentes y computadoras tipos tabletas a través de su unidad Motorola Mobility. Es dueña de Android, el sistema operativo móvil más usado en teléfonos inteligentes, y también se prepara para vender Google Glass, unos lentes computarizados que espera que sean revolucionarios.
Conectar más personas a la web en todo el mundo crea más usuarios potenciales para su motor de búsquedas en Internet y otros servicios como YouTube y su servicio de medios Google Play, así como su tienda de aplicaciones. Más de la mitad de la población mundial no usa la web, en particular en países en vías de desarrollo, según investigadores.
Más usuarios de Internet, a su vez, impulsarían los avisos en línea en muchos de los servicios de Google. La empresa actualmente obtiene 87% de sus US$50.000 millones en ingresos anuales de la venta de avisos en línea.
La expansión de Google también puede arrojar más datos sobre el comportamiento del consumidor, que puede ser usado para crear servicios más personalizados y apuntar a individuos con publicidad más relevante, indicó Narayanan Shivakumar, un ex ejecutivo de ingeniería de Google. Y al sacar ganancia de datos que obtiene al observar la forma en que la gente usa una red que opera, Google podría construir un negocio con menos dinero que el que necesitan los operadores tradicionales actualmente.
Brindar redes inalámbricas le permitiría a Google evitar lo operadores de cable y servicios inalámbricos. Esas empresas, en especial en EE.UU. y Europa, se han enfrentado con Google, ya que creen que está obteniendo ganancias de forma injusta por detrás de sus redes. Google ha temido desde hace tiempo que esas empresas dificulten que sus servicios web funcionen debidamente en las redes, indicaron personas con conocimiento directo del asunto.
En EE.U., Google desplegó sus propios cables de fibra óptica para equipar hogares en ciudades en Kansas con Internet y video de alta velocidad, y tiene planes de hacer lo mismo en otras ciudades en los estados de Missouri, Texas y Utah, entre otros. La empresa también planea lanzar poderosas redes de Wi-Fi en esos mercados que acompañan su red cableada, lo que permitiría que cualquier persona use sus aparatos móviles para acceder a Internet en espacios públicos, señalaron personas al tanto.
El impulso para ser un jugador vertical comienza en lo más alto de Google. El presidente ejecutivo de la empresa, Larry Page, encabeza desde hace años investigaciones secretas sobre métodos alternativos para brindarles acceso a Internet a más personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada